No los dejan tirar tranquilos en la calle